lunes, 27 de mayo de 2013

Lucian Blaga, por Abraham Gragera

Recuerdo una canción de McEnroe donde Ricardo Lezón escribe: "Dicen los indios que el alce nunca aprendió a llorar, por eso embiste a los árboles, para descargar toda la furia y la rabia que no le deja vivir". Y recuerdo ese poema de Baudelaire, "Les aveugles", que termina con aquel "¿Qué buscan los ciegos en el cielo?". 

Y me encuentro este poema de Lucian Blaga, traducido por Abraham Gragera, que me hace pensar en ese Gran Recorrido en cuyo extremo está alguien parecido a mí esperando que no sea yo el que llega.


A MIS LECTORES
Lucian Blaga

Aquí mi casa. Allá el sol y el jardín con las colmenas.
Pasáis por el camino, miráis tras la verja,
y esperáis que os hable. ¿Y por dónde empezar?
Creedme, por favor, creedme,
hablar podría sobre cualquier cosa tanto como quisiera,
del Destino, de la Bondad de la serpiente,
de los arcángeles que surcan
con su arado la tierra de los hombres,
del cielo al que tendemos,
del odio y la caída, de penas y calvarios,
y, por encima de todo, del Gran Recorrido.
Pero nuestras palabras son sólo las lágrimas
de aquellos que quisieron llorar y no pudieron.
Son tan amargas todas las palabras...
Dejadme, pues,
caminar en silencio entre vosotros,
cruzar la calle con los ojos cerrados.



Traducción del inglés de Abraham Gragera

_________________

Blog de Abraham Gragera



No hay comentarios:

Publicar un comentario