martes, 22 de octubre de 2013

Iván Repila: una buena noticia

Una de las mejores noticias editoriales del año 2013 ha sido la publicación de El niño que robó el caballo de Atila, un libro asombroso cuya lectura no dejo de recomendar. Sin embargo, el talento y el éxito son conceptos un tanto distantes, de difícil avenencia, y casi diría que a menudo entablan una relación contraproducente. Poco tiempo después de su publicación, la editorial Libros del Silencio sufría un duro golpe con la pérdida de su fundador, lo que acabaría siendo el primer paso hacia el cierre. Así que uno de los libros más originales y contundentes de los últimos años parecía estar abocado a la desaparición física y con ello a convertirse en otro de esos ejemplares difíciles de conseguir en librerías de saldo.

Por eso, hay que alegrarse doblemente de que la editorial italiana Sellerio Editore se haya hecho con los derechos de esta obra y asegure así su pervivencia entre nuevos lectores. Alegría por el libro, que no puede perderse en ningún pozo cavado por ninguna crisis, y alegría por el autor, con quien he intercambiado algunos correos para una actividad que al final no salió, pero que al menos me ha servido para conocer su trato amable y cercano.

Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario