viernes, 6 de marzo de 2015

Infancia, J.M. Coetzee II

Dudas. El niño se hace preguntas que establecen juicios morales. Preguntas que quedan abiertas, que abren una oquedad por la que asomarse al mundo. Por ahí se asoma un ojo especular. El que mira es mirado. La mirada del arte es la mirada desde afuera hacia dentro, desde dentro hacia fuera. Es una cinta de Moebius donde queda insinuado el gran enigma. Es una mirada desde los ojos de un niño. 

Su madre y Norman viajaron juntos por Europa en los años treinta: no solo por Noruega y las tierras altas de Escocia, sino también por Alemania, por la Alemania de Hitler. Sus dos familias –los Brecher y los Du Biel– proceden de Alemania, o al menos de Pomerania, que ahora está en Polonia. ¿Está bien ser de Pomerania? Él no está seguro. Pero al menos sabe de dónde procede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario